La saga de las Espadas del Alma: Soulcalibur II

Corria el inicio del siglo XXI y, pese al exito de juegos como Soulcalibur, el Sega Dreamcast no pudo levantar sus ventas y la consola moriría en el 2001 y con ello un largo historial de Sega como el competidor mas furioso que había tenido Nintendo en su historia.

Para fortuna de los fans de la serie de las espadas del alma, Namco ya estaba planeando una secuela para el exitoso juego que había tenido en el Dreamcast y en el 2002 ya se podía jugar la tercera entrega de la serie en las maquinitas japonesas, que por fin mantenía una secuencia numérica: Soulcalibur II.

El punto mas importante que tuvo Soulcalibur II fue que al ser lanzado para consolas, decidió abarcar los tres mercados existentes, en una jugada que podemos calificar de arriesgada y audaz en su momento, pero en la que curiosamente salió perdiendo la consola que prometia vender mas copias. Les explicare esto mas adelante.

Juego: Soulcalibur II

Consolas: Arcade (2002), Microsoft Xbox, Sony Playstation 2 y Nintendo GameCube (2003).

Personajes que debutaron en este juego: Cassandra (la hermana de Sophitia Alexandra y que tenia los mismos movimientos y ataques de su hermana), Charade (el sucesor de Edge Master), Hong Yun-Seong (reemplazando a Hwang), Talim (una doncella con un toque árabe), Raphael (un espadachín francés con toques  goticos) y finalmente Necrid que tuvo su debut y despedida en este juego, cabe mencionar que este personaje fue diseñado por Todd McFarlane.

Pero sin salir del tema de los personajes y entrando a las diferencias entre versiones, fueron los personajes invitados, algo que en su momento causo que los  gamers compraramos o rentaramos dos o tres versiones del juego e incluso nos colaramos a las tiendas donde ponían el juego en prueba para sacar el final que nos faltaba.

Y resulta, que cada consola tuvo su personaje invitado. En el Playstation 2 se incluia a Heihachi Mishima, el antagonista de la serie de Tekken, en el Xbox fue incluido Spawn, el superhéroe de Todd McFarlane y finalmente en el GameCube (y en uno de los aciertos mas fuertes que se haya anotado Namco), Link, el héroe de los juegos de The Legend of Zelda.

Photobucket

Tres grandes consolas de una generación y con un personaje diferente en cada cajita.

Versiones: La versión de arcadia, que nunca llego a America, incluia aparte del modo regular de duelos e historia, una trama donde podía uno personalizar a su personaje y enfrentar un modo de búsqueda que se guardaba en una tarjeta, una tendencia que se estaba concretando mucho en Oriente.

La versión de consolas incluia la mayor parte de los modos que vimos en Soulcalibur, pero daba mucho enfoque en la búsqueda de armas, que se lograban conseguir por pasar el modo historia, por dar seguimiento al modo conquista y por ganar retas, todas las armas tenían atributos distintos, hasta llegar a las versiones Soul Edge (poderosa pero que absorbe el alma del jugador) y la Soulcalibur (la mas poderosa) esto sin olvidar las armas de broma donde había ruidos raros y poco valor de poder en el golpe.

Cambios: La jugabilidad en si no cambio mucho, pero las Soul Charges fueron mejoradas para hacer mas intrépidas las peleas, lo cierto es que mientras para muchos no dejaba de ser un juego digno de tirar botonazos, los que realmente le agarraban el gusto al juego se daban cuenta que ya era mas un juego de estrategia a la hora de pelear, especialmente cuando llegaba esa ultima pelea final con Inferno (el boss de este y el juego anterior). Es cierto, a veces eso no servia mucho en las retas, pero la diversidad de estilos de pelea rescataba esos detalles.

Photobucket

Link tenia todo su arsenal de Smash Bros Melee, Spawn una hacha y Heichachi…. sus brazaletes…. hmmm…

La trama: Al final de Soulcalibur, Maxi, Kilik y Xianghua enfrentaron a Astaroth, Nightmare e Inferno, saliendo triunfantes los primeros, aunque perdieron a Maxi en el intento y la espada Soulcalibur, que estaba en posesion de Xianghua, fue absorbida junto a Inferno. La espada Sould Edge fue destrozada y por un momento Siegfred fue separado de Nightmare, pero pronto fue incapaz de controlar los instintos asesinos de su otra personalidad y pronto volveria como Nightmare (incluso Siegfred mas que un personaje, es un “skin” de Nightmare) a buscar los fragmentos perdidos. En el juego destaca el personaje de Raphael, quien buscando fama y colocación en la sociedad intentara vencer a Nightmare para destruir la espada.

Seamos sinceros, hasta Soulcalibur IV he sido muy fan de la serie y creo que mi fanatismo quedo bien alimentado con Soulcalibur II, pues es de los pocos juegos de los que me he arrepentido deshacerme de ellos. Lo pongo asi, las retas eran divertidas en cualquiera de sus versiones (yo en ese entonces tuve la del Playstation 2 y tuve que ir a una tienda departamental donde ponían el juego en prueba para acabarlo con Link y con Spawn, sin tener que comprar los otros dos juegos) y llego un momento que hasta mi papa quería entrarle a los catorrazos cuando veía tanta emoción en casa cuando se armaban las retas familiares (solo para apartarse cuando noto el traje de Ivy y murmurar… estos jóvenes).

Photobucket

¿Bombas? ¿Es eso legal en un videojuego de espadas?… tambien tengo bumerangs y flechas….

Y si no era el hecho de ver un sistema de retas que hacia que un gamer casual pudiera vencer inesperadamente a un veterano en el juego con solo apretar los botones a lo loco, era el factor diversión y la diversidad de los personajes lo que impulsaba a entrarle a las retas. Ademas algo que supo conservar bien fueron los modos de un jugador que le dieron mucho replay value en su momento a Soulcalibur.

Es cierto, la versión de Xbox, si hubiera tenido el servicio de Xbox Live disponible pudiera haber dado un paso enorme contra sus rivales, mas la versión ganona fue la del Gamecube, pues el hecho de incluir a Link, con todos sus movimientos de Super Smash Bros Melee, lo volvia un personaje duro de vencer en las retas. Sony tuvo las de perder en esos momentos,  solamente salvada por la gran cantidad de gente que no compraba las otras consolas por cuestiones económicas.

Muchos se preguntaran como siendo superior gráficamente Soulcalibur II a su antecesor, no fue el juego perfecto que se vio en el Dreamcast, yo creo que su mayor falla fue el jefe final que era exactamente el mismo del juego anterior y eso le mato la gracia al modo arcade. De ahí que no se viera ese escenario tan glorioso que logro el primer juego. Lo que si me hubiera gustado fue que se hubiera podido jugar la versión arcade, pero para esas épocas, las maquinitas ya estaban en decadencia en Mexico, que se inundaba de maquinas de King of Fighters piratas y Pump it Ups, ademas la tecnologia de guardar el juego con tarjetas o memorias de Playstation era algo que estaba innaccesible para el mercado occidental.

Y en mi opinión, fue en este momento que la saga de las Espadas del Alma había alcanzado el punto mas alto en el gusto de los gamers. La bajada no se veía empinada, pero no había ya un punto mas hacia arriba. ¿Seria?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s